El servicio de permanencia permite a las familias conciliar su vida familiar y profesional. El colegio dispone de aulas preparadas para acoger a sus alumnos desde las 7:30 h y hasta las 19:30 h.

Este servicio está supervisado por monitores empleados del propio centro quienes realizan múltiples actividades con los niños de tipo educativo y lúdico y se aseguran de su bienestar durante este tiempo extra en el que permanecen en el centro. Además los alumnos de la mañana disfrutan de un buen desayuno para comenzar el día con energía.

El precio del servicio de permanencia ha sido aprobado por el consejo escolar del centro e informado a la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid, tal y como establece la legislación vigente.