Los pequeños de Nido 1 del Colegio Peñalar favorecen su desarrollo gracias a la práctica del juego simbólico

27 Septiembre 2019
Categorías: 
Infantil

Los alumnos de Nido 1 del Colegio Peñalar han puesto en práctica el juego simbólico en las aulas. Este tipo de actividad consiste en imitar acciones de la vida cotidiana mezclando realidad e imaginación. Los niños reproducen acciones que ellos mismos viven o que ven hacer a los demás. Por ejemplo, cuando juegan a mamás y papás, a los médicos, a los policías, etc… están practicando el juego simbólico. De esta manera, juegan a ser otras personas y crean otros mundos.

 

Los niños suelen empezar a practicar este tipo de juego a partir de los 2 años. A esta estad todavía suelen jugar solos, simbolizando acciones que normalmente realizan en su vida real y trasladándolas a su juego con otros objetos.

 

La complejidad del juego simbólico va aumentando a medida que los niños van creciendo. A partir de los 3 años ya tienen imaginación para crear escenas completas de situaciones reales que trasladan a su juego. En torno a los 4-5 años se entabla un juego simbólico colectivo que cada vez se asemeja más a la realidad.

 

La práctica del juego simbólico reporta grandes beneficios a los más pequeños y por eso lo realizamos en nuestras clases:

  • Favorece su desarrollo cognitivo
  • Desarrolla su capacidad de socialización
  • Contribuye a su desarrollo emocional
  • Aumenta su capacidad imaginativa y su creatividad
  • Mejora su psicomotricidad
  • Favorece su comprensión y su asimilación del entorno que le rodea

 

¡Desde el Colegio Peñalar sabemos cómo hacer que la diversión y el aprendizaje vayan unidos de la mano!